lunes, febrero 13, 2006

Un cellista argentino que hizo historia: Bolognini



Ennio Bolognini es un cellista argentino que dejó huella en la historia de la música. Fue reconocido entre los más grandes como uno de ellos, y aún hoy, se lo oye y automáticamente el alma le hace una reverencia. Además fue un hombre de un temperamento increíble, cosa que hoy es común entre los rockeros, pero era muy raro en un momento donde la música popular no era lo que es hoy en día, y sobre todo en alguien que se movía en el ambiente de la música llamada clásica. Hasta el tango había pasado de moda, salvo en Argentina! Ennio Bolognini nació en Buenos Aires en 1893, de una familia musical. No era italiano como creen muchos ignorantes músicos de EEUU que piensan que sólo siendo europeo puede alguien ser buen músico (salvo ellos). Su padre era italiano, corresponsal del diario Le Figaro, cellista amateur y amigo de Arturo Toscanini, quien terminó siendo el padrino de Ennio. Bolognini estudió al principio con su propio padre, pero pronto le quedó chico y fue tomado como alumno por José García (quien fuera profesor del gran Pau Casals), que se encontraba viviendo en Buenos Aires. (seguir leyendo) Cuando tenía sólo 15 años, ganó el primer premio de un concurso de España y América, haciéndose acreedor de un excelente instrumento del luthier italo-argentino Luigi Rovatti. siendo aún un adolescente, interpretó "El cisne" acompañado por el mismo Saint Saens, su compositor, en el piano. Un tiempo después interpretó la Sonata para cello y piano también acompañado por su compositor, Richard Strauss. En 1923, Bolognini emigró a EEUU. Extrañamente, la razón por la cual se fue no se debió a su carrera musical., sino que debió viajar porque era sparring del boxeador Luis Firpo!!! Firpo estaba por aquel entonces preparándose para la pelea famosa con el campeón mundial, Jack Dempsey, donde el boxeador argentino lo sacó fuera dle ring con una precisa trompada. Boolgnini no sólo era un increíble cellista, sino un boxeador excelente, y además aviador, piloto con licencia comercial. Volaba su propio avión, haciendo acrobacias en forma profesional. Fue co-fundador de la American Civil Air Patrol, y entrenó cadetes para pilotar aviones bombarderos B-29 en la Segunda Guerra Mundial. Era realmente un hombre renacentista: atleta, gourmet, jugador empedernido, hablaba fluídamente hebreo, griego, japonés, húngaro, ruso y 15 dialectos italianos. Bolognini fue bien conocido por su fiero carácter y su temperamento impulsivo. Fue cello solista de la Sinfónica de Chicago (siempre llevaba su perro a los ensayos); mientras ocupaba ese puesto, solía ser el traductor de Glazunov (quien solía ser director invitado y sólo hablaba ruso) en los ensayos. Glazunov, quien sufría de pánico escénico, siempre se dirigía a Ennio antes de subir al podio, y conversaba con él un rato, mientras la audiencia debía soportar la espera. Más adelante, Bolognini fue increpado por la directiva por varias razones, entre ellas el hecho de llevar su perro también a las funciones, y acabó renunciando a su puesto.
Comenzó entonces a dirigir orquestas, logrando una interesante reputación no sólo por su calidad sino porque se caracterizaba por fundar orquestas en ciudades que nunca habían tenido una. Fue el director más conocido de la Grant Park Symphony Orchestra, dedicada a un repertorio pop y que llegaba a tener auditorios de 60.000 personas.
Vivió en Las Vegas desde 1951 hasta su muerte en 1979. Allí fundó la Filarmónica de Las Vegas, orquesta que sólo logró existir por cinco años.
Casals se refería a él como el cellista más talentoso que había escuchado en su vida. Feuermann dijo una vez que Bolognini era mejor cellista que Casals, Piatigorski o que él mismo. Stephen Kates aventuró: "tiene el sonido más puro que he escuchado alguna vez". Los críticos lo adoraban.
El cello de Bolognini tiene una particularidad: el propio Ennio lo hizo autografiar por cada figura famosa que se cruzara en su camino. Ostenta 51 firmas, entre ellas las de Kreisler, Heiftz, Stern, Szigeti, Liberace, Jack Dempsey, Bruno Walter, Janos Starker, Eugene Ormandy, Miklos Rozsa, etc. Actualmente se encuentra en el Museo del Instituto Smithsoniano, en Washington D.C.
Técnicamente Bolognini tiene la particularidad de usar el pizzicato de manera muy especial.
Además del cello tocaba muy bien la guitarra, e incorporó varias técnicas guitarrísticas en su ejecución, sobre todo en sus propias composiciones. Escribió incluso piezas enteras en pizzicato. Aquí pueden escuchar algunas muestras del talento de Bolognini. Lástima que aún no tengo la lista de los temas, así que sólo puedo rotular lo que conozco. Si algún entendido reconoce los otros temas, por favor manden un mail y los corregiré:
Bach -Suite en sol Mayor -preludio
Track 9 del cd
Track 13 del cd

1 comentario:

Raisa Sicouret dijo...

CONOCÌ DE ESTE VIRTUOSO CELLISTA HACE 30 AÑOS CUANDO ME AVENTURÈ YA DE ADULTA A APRENDER EL CELLO, MI PROFESOR ME PRESTO UN DISCO DE ACETATO QUE HABIA TRAIDO DE ESTADOS UNIDOS , AUNQUE EL SONIDO NO ERA COMO LOS CD, NO FUÈ NECESARIO PARA DARME CUENTA QUE A AUNQUE COMPLETAMENTE IGNORANTE YO DE LAS DIFERENTES TECNICAS Y ESCUELAS QUE APRENDIERON ROSTROPOVICH, CASAL Y OTROS DE AQUELLA EPOCA, EL MAESTRO BOLOGNINI CREO EL SUYO MUY PARTICULAR PARA SACAR DEL CELLO MATICES MUY PARTICULARES DE ÈL.POR AÑOS TRATÈ DE BUSCAR SU MUSICA Y DISCO, PERO EN LATINOAMERICA, TAL VEZ SI EN ARGENTINA , CREO QUE NADIE JAMAS CONOCIO DE BOLOGNINI, COMO SI CONOCIERON Y LEIAN DE CASAL O ROSTROPOVICH. SIN EMBARGO CREO QUE BOLOGNINI POR SU PERSONALIDAD, ESTILO DE VIDA, SU VISION MAS GLOBAL DE LA VIDA ALIMENTO ESE DUENDE CREATIVO CON LAS INTERPRETACIONES MAS HERMOSAS EN CELLO QUE HE ESCUCHADO. GRACIAS POR ESTE BLOGG SOBRE BOLOGNINI. CREO QUE DE LOS ACTUALES SOLO YO YO MA LE DA MAS LIBERTAD A SU ESPIRITU PARA EXPERIMENTAR CON EL CELLO.