domingo, marzo 26, 2006

Recital sobre Rock Nacional de Elena Roger

Ayer estuve participando de un recital de la cantante y actriz Elena Roger, basado totalmente en el rock nacional desde los 70 y pico hasta los 90. Me llevé varias sorpresas: primero, Elena se pasa, domina el escenario como nadie, tiene una presencia escénica increíble a pesar de su baja estatura, y una voz espectacular... Me da la impresión al verla de que es una gatita colorada a punto de saltar a cazar algún pobre ratoncito.

Fue elegida por el propio LLoyd Weber para interpretar a Eva Perón en la reposición de Evita en Londres este año. Fue muy fácil entender por qué luego de conocerla, escucharla y verla actuar.
Realmente un fusto que me di, tocar con ella y con los muy buenos músicos que la acompañaban, entre ellos mis compañeros Pablo Agri, Raúl Di Renzo y Benjamín Bru, en violines y viola. Quien dirigía todo y además hizo los arreglos, Javier López del Carril, me cayó muy bien, es un tipo con gran talento y buenísima onda.
No se pierdan lo que puedan oír y ver de esta chica, no se arrepentirán.

Solo de cello de la ópera BOMARZO

Este solo de cello de la ópera Bomarzo, de Alberto Ginastera, es un obligado para todo aquel que intentara alguna vez ocupar la silla de solista de la orquesta estable del Teatro Colón. Como es prácticamente imposible de conseguir, me decidí a hacer un pdf y difundirlo a quien quiera estudiarlo. Este archivo, así como muchos otras partituras y estudios para cello, estarán disponibles en mi sitio web cuando lo termine. Además, estarán a disposición completa de quienes tengan la valentía de convertirse en mis alumnos, ya que he decidido retomar las clases que solía dar en otras épocas. Mi especialización, obviamente, es hacia la música popular, pero puedo tranquilamente sentar las bases del estudio normal de un violoncellista que vaya a dedicarse a lo clásico también.
El solo lo pueden bajar de aquí: Solo de cello la ópera Bomarzo de Alberto Ginastera.

Abandonado por un tiempo

Abandone el blog por un tiempo. Aún estoy en veremos, pero estoy haciendo algunas cosas que parece que van mejor...
Así que en cuanto pueda le dedicaré un tiempo a escribir y retomaré el sitio personal que dejé también abandonado.

jueves, marzo 02, 2006

La vocación, ¿se descubre?


Hoy estuve con el luthier que hizo mi instrumento, como parte de una campaña que decidí llevar a cabo para encontrar soluciones a mis problemas. Fui a su casa, luego de manejar un rato ya que vive bastante lejos, y como siempre hablamos bastante. El es casi un ermitaño, prácticamente no sale de la casa y está en su taller todo el día. Nuevamente me surgió la misma duda: la vocación ¿nace, se hace o se descubre? El era tornero, hombre de poco estudio y mucho quehacer manual, un obrero, alguien muy alejado del arte y las cuestiones intelectuales. Un día, no se cómo, se cruzó con un instrumento de cuerdas. Nunca había visto algo como eso. Parecía un mueble hermoso, pero se usaba para producir música...algo en eso lo intrigó, y comenzó a indagar. Alguien lo conectó con un luthier y, al ver su trabajo, seguramente se dijo: "esto lo puedo hacer. Tallar unas maderas, no es algo complicado. Medir y calar...pegar las piezas..." y sin querer empezó a aprender a construir un viiolín. Se dio cuenta de su vocación y hoy lo proclama a quien quiera oírlo. Nada que ver con mi experiencia...yo era un chico de familia de clase media, que "debía" estudiar. Pero desde que tengo uso de razón que sabía que mi mundo era el arte. Por un tiempo me fascinó descubrir el mundo, cómo funcionaba...y eso me hizo pensar que podía ser biólogo, científico...pero el arte era como aire o agua para mí. Sabía que, hiciera lo que hiciera, sería algo artístico. Estaba fuera de discusión el tema del dinero, de la salida laboral. Muy loco...ahora que lo pienso, si hubiera sido un poco menos emocional y más intelectual, no hubiera elegido este camino de la música. No es rentable.