miércoles, enero 24, 2007

Grabando en la PC y otras yerbas

Ahora que estoy de vacaciones y con el proyecto fijo en mi mente de realizar mi(s) nuevo(s) disco(s) este año, me puse a ver si podría grabar algunas cosas en mi PC como hice hace años y luego abandoné.
Mi PC ha sido siempre construida íntegramente por mí, cargada de cosas, testeada en mil formas, pero nunca ha sido una PC de aquellas que todos dicen: "Fa, qué caño..." más bien, siempre ha sido bastante modesta. Así que me encuentro en pleno 2007 con una placa de sonido bastante desactualizada, una Sound Blaster Live Platinum 5.1...de 1998...
Descubro que esta placa no es tan mala, graba en 16 bits y hasta 24 si se la asusta un poco mostrándole una foto del presidente argentino, Néstor Kirchner (augh!!)...Aguanta muchas, muchas pistas de audio con una P4 2.8 castigada por el clima de Buenos Aires. Eso sí: no soporta drivers ASIO, así que es difícil grabar algo complicado y con muchos efectos. Para quien no conoce este término, ASIO significa Audio Stream Input/Output, (creado por Steinberg, una empresa que entre otras cosas produce el famoso secuenciador Cubase) y sirve básicamente para obtener una mejor latencia en las señales que pasan a través del sistema de sonido de la PC. Esta latencia es importante para mantener todo sincronizado. Sí soporta WDM, un sistema de Microsoft diseñado con algo parecido en mente pero como de costumbre, sólo dirigido al usuario hogareño.
Qué hacer? Como siempre sucede, no tardé en descubrir la respuesta en Internet. Un tal Michael Tippach tenía una laptop con el básico sistema de sonido Realtek AC97 (yo he tenido una en el '99) y quería utilizar estos drivers, que normalmente deberían ser programados por cada fabricante de placas, pero nunca para las placas genéricas como esta. Así que se dio maña u programó ASIO4all...
Si están buscando drivers ASIO para su laptop, placa antigua (no demasiado, no vayan a querer usarla en una SB16 o o una Gravis Ultrasound) o cualquier otra que no posea este tipo de drivers bájenlos y pruébenlos. Si todo sale bien, pueden obtener una latencia que nunca habrían soñado. Si sale mal, sólo pesan 80kb con el instalador, y se desinstalan más rápido de lo que se instalan, así que no se pierde nada.













Por otra parte, para los compositores escasos de ideas o en un bache creativo, existe un programita llamado Virtual Music Composer. En general, no les di ni les doy bola a esos programas "algorítimicos", "fractales" o etc, etc, que componen música automática. Pero, este programa me llamó la atención porque lo que propone no es componer música sino motivos. El motivo musical es como la piedra fundamental de todo "tema" en el sentido que tiene en la composición erudita. Un motivo conocidísimo es el de la Quinta Sinfonía de Beethoven, ese famoso "cha,cha,cha,channnnn" que es tan simple (sólo dos notas en altura, solo cuatro de largo) y que dio lugar a tanta manipulación y mutación a lo largo del primer movimiento y en los demás también. Así que en teoría, los motivos son infinitos y este programa puede dar con por lo menos dos o tres bastante interesantes en una sesión de uso. Si el compositor es creativo e inteligente, puede utilizarlo para disparar su creatividad y seguir luego por su cuenta, como debe de ser. Ah, y es FREEWARE, lo que significa que es totalmente gratis, no hay que crackearlo!!!

No hay comentarios.: