domingo, julio 29, 2007

Looping del arco: el sistema de suspensión

Hay una cuestión que surge con claridad en cuanto se comparan nuestros movimientos naturales, siempre redondeados, y siguiendo curvas que son perfectamente orgánicas, con las cuerdas geométricamente rectas de nuestros cellos.
Los maestros nos dicen en general que se debe pasar el arco paralelo al puente, perfectamente perpendicular a las cuerdas. Esto es lógico pues la cuerda vibra principalmente en esa dirección, hacia los lados. Si torcemos el arco mientras estamos frotando la cuerda, impedimos que ésta alcance su pleno sonido, la vamos "asordinando" a cada momento.
Si nosotros permitimos que nuestro brazo actúe libremente, la figura que éste traza en forma natural es una medialuna...cómo hacer para que esa medialuna se "planche"? Cómo conseguir la recta perfecta con nuestras curvas extremidades?
Ahí es donde muchos maestros comienzan a improvisar: "la muñeca más torcida", "el antebrazo para acá, o para allá", "mové los dedos", etc.
Hay una manera lógica y científica de analizarlo.


La realidad se ve claramente en este gráfico:
La línea recta que se ve arriba, es el trazado del arco sobre la cuerda al tocar una nota larga. La siguiente hacia abajo, es la línea de la muñeca.

El antebrazo y el codo se van moviendo compensando sus ángulos, de forma tal de poder lograr la líea recta sobre la cuerda.

Para poder mantener la línea recta deseada, la muñeca debe curvarse cuando se llega al talón y debe contracurvarse un poco cuando se llega a la punta. Los dedos deben estar flexibles para poder acompañar dicho movimiento.
Estas articulaciones (muñeca y dedos) deben actuar como suspensión y no curvarse a propósito para lograr tracción. La tracción, como bien se ha definido desde los tiempos de Casals, debe partir de la articulación del hombro, surgiendo todo en definitiva de un núcleo central de energía que se ubica en el centro del pecho. Más adelante profundizaremos en este interesantísimo concepto.
El error de muchos es forzar la articulación de la muñeca y sacudir los dedos a voluntad, en lugar de dejarlos amortiguar naturalmente. Eso produce el efecto contrario: arco trabado, notas cortadas, sonido apagado.
Para que el sonido no se corte, para lograr mantener el "fiato" como un cantante, nos permita hacer notas largas de duración indefinida, sin que se noten los cambios de arco. También es interesante lograr un buen "legato" en ciertos pasajes que requieren densidad sonora...El arco es nuesra respiración, no lo olviden.
Cómo lograr que se aflojen y actúen como amortiguación la muñeca y los dedos? Ejercitándolos en forma aislada, en una especie de "gimnasia" que luego permitirá que actúen libremente, sin pensarlo.
Un buen ejercicio es: tomar el arco de manera natural, ponerlo sobre cuelquier cuerda y tratar de moverlo usando sólo la muñeca, sin utilizar el hombro, antebrazo ni dedos. Parece simple, pero ya verán, si nunca lo hicieron, que no lo es. Observen y sean muy cuidadosos de utilizar sólo la muñeca. Luego pueden realizar una escala repitiendo 2 o 4 veces cada nota, usando la muñeca sola. En general, al principio, se olvidarán de la muñeca sola y tocarán con el brazo apenas a los dos o tres compases. No se dejen vencer por la vagancia...Lleva tiempo y esfuerzo, pero el ejercicio es muy útil.
Lo mismo se puede hacer en los dedos, aunque es mucho más difícil moverlos de forma aislada. Por eso, se puede probar al principio agarrando la punta del arco con la mano izquierda, poniendo el arco frente a nosotros de manera paralela al suelo. Luego estiren los dedos (sin soltar el arco en ningún momento) incluyendo al pulgar, y una vez totalmente estirados, vuélvanlos a curvar hasta llegar a la posición en la que estaban al comenzar. Luego la idea sería ir "torciendo" ese movimiento y llevar el arco al cello para lograr un breve sonido sobre la cuerda, hasta llegar a tocar escalas completas de la misma forma que con la muñeca sola.
Encontrarán este artículo más desarrollado en el sitio de los cellistas argentinos, Argencello.

No hay comentarios.: